La España situada entre la última década del siglo XX y la primera del siglo XXI es un país que sale de los gobiernos socialistas, con el desencanto de la disolución del estado del bienestar, que vino para no quedarse. Ese momento de vuelco hacia el gobierno del presidente José María Aznar, seguido por la etapa Rodríguez Zapatero, compone dos décadas de disolución progresiva de lo que parecía un país sólido, que derivan hacia la crisis económica y social  marcada por la vuelta al gobierno del PP y el movimiento 15M. El cine, como producto de la sociedad de la que se nutre y a la que devuelve mensajes, refleja o huye de esas realidades. Esta etapa del cine español, próxima pero no lo suficiente como para no tener perspectiva analítica sobre ella, de igual modo presenta una serie de características dignas de monografía, focalizables social, estética y comercialmente. Son significativas las siguientes líneas de investigación en esta etapa de nuestro cine:

  • Nuevas estéticas más allá de la posmodernidad. El realismo tímido.
  • Revisión del pasado reciente: la nostalgia y la memoria histórica
  • El nuevo cine de autor
  • El renacer del documental
  • El desarrollo de la animación
  • Las nuevas generaciones de mujeres directoras
  • La renovación e hibridación de géneros cinematográficos
  • Los temas incorporados y los temas reincidentes
  • Los nuevos perfiles de personajes
  • Actrices y actores
  • Nuevos modos de producción
  • Nuevos modelos de distribución
  • Nueva relación con los espectadores en la era multipantalla
  • La internacionalización hacia dentro y hacia fuera

Esta monografía pretende resituar una época “visagra” que recoge y recicla el universo cinematográfico español de una etapa, preparándolo para la siguiente, en la que estamos.

Volver