Contenido principal del artículo

Natália Lopes
Universidade de Trás-os-Montes e Alto Douro (UTAD)
España
Ana Maria Bastos
España
Vol. 2 Núm. 2 (2017), Experiencias, Páginas 69-83
DOI: https://doi.org/10.24310/RevPracticumrep.v2i2.9859
Derechos de autor

Resumen

Hoy, más que nunca, el profesorado tiene que estar preparado para responder a las necesidades de la sociedad. En este sentido, la dinámica de la práctica de enseñanza supervisada de los futuros docentes puede ser la clave para posibilitar una mayor aproximación a las exigencias sociales y de la educación, ya que nos sitúa en contacto con el contexto real de las escuelas. Ésta es una oportunidad única e imprescindible para el futuro docente: contactar con la realidad del día a día y conocer el contexto en el cual escogió trabajar.


A lo largo de varios años, las Directrices Curriculares para los Cursos de Formación Inicial del Profesorado tienen sufrido en la Universidad de Trás-os-Montes e Alto Douro (UTAD, Portugal), varias reformulaciones creando la posibilidad de actuaciones, en el sentido de ampliar la práctica en la formación del docente, permitiendo a los estudiantes la experiencia con actividades del trabajo docente que van más allá del aula y del contenido específico. Nos parece importante explicar lo que es la experiencia en el Prácticum, actualmente denominado “Práctica de enseñanza supervisada”, en esta universidad y reflexionar sobre su relevancia, por considerar dicha práctica fundamental en la formación del futuro docente.


Mostramos las dinámicas existentes en relación a la práctica de enseñanza supervisada en el Primer Ciclo de la Enseñanza Básica, de los diferentes Másteres en Enseñanza del Primer Ciclo, por ser en ese contexto en el que se enmarca nuestra experiencia. Reflexionamos sobre la práctica de enseñanza supervisada como premisa esencial incuestionable en la formación de un futuro docente porque la aproximación e inmersión en la realidad escolar le permite percibir los desafíos que la carrera le ofrecerá, al tiempo que lo hace conocer con mayor precisión la profesión que va a ejercer, integrando los diversos componentes del saber como el saber, el saber ser y el saber hacer, obteniendo (in)formaciones e intercambio de experiencias.

Detalles del artículo