Contenido principal del artículo

Mónica Vázquez Astorga
Departamento de Historia del Arte de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Zaragoza.
España
Biografía
Núm. 39 (2018), Artículos, Páginas 255-270
DOI: https://doi.org/10.24310/BoLArte.2018.v0i39.4862
Derechos de autor

Resumen

En este texto nos centramos en el estudio de los Campos Elíseos de Zaragoza, que fue un lugar de recreo público establecido en 1868 en el paseo de Torrero (actual paseo de Sagasta), cerca del puente del río Huerva, teniendo como referencia los instalados en otras ciudades europeas en esa centuria. Fue concebido como un espacio para la diversión y sociabilidad cívicas, en el que se ofrecía una amplia variedad de espectáculos y formas de entretenimiento que eran la moda de ese momento: conciertos, obras de teatro, zarzuelas, bailes y áreas de paseo. Igualmente, fue un elemento indispensable en el proceso de construcción de modernidad urbana en esta ciudad. Su desaparición tuvo lugar a finales del siglo XIX, aunque su terreno fue utilizado para otros fines hasta la década de los treinta cuando se proyectó el edificio Elíseos (paseo de Sagasta, núms. 2 y 4, esquina con Gran Vía).

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

Detalles del artículo