Contenido principal del artículo

Berthold Hub
ETH Zurich
Suiza
Núm. 29 (2008), Artículos, Páginas 11-36
DOI: https://doi.org/10.24310/BoLArte.2008.v0i29.4421
Derechos de autor

Resumen

El "Libro architettonico", el cual fue redactado por Filarete alrededor del año 1460, se ha considerado siempre como un mero tratado de arquitectura. No obstante, existe en él más de una línea directriz: la primera trata de destacar los elementos racionales y funcionales de la arquitectura, y la segunda pone de relieve lo simbólico, lo mágico, así como toda una serie de referencias al micro y macrocosmos, la astrología y la alquimia. En estos pasajes del libro el arquitecto del Renacimiento se describe a sí mismo como "alter deus", el cual considera su obra como recreación o bien como restablecimiento de una creación que inicialmente era buena, pero que entretanto ha sido corrompida.

Detalles del artículo