Contenido principal del artículo

Elo Vega
Universidad de Castilla-La Mancha
España
Núm. 37 (2016), Artículos, Páginas 213-226
DOI: https://doi.org/10.24310/BoLArte.2016.v0i37.3280
Derechos de autor Cómo citar

Resumen

El monumento es la expresión artística más explícitamente política. Su función principal consiste en legitimar el orden del presente a través de una invocación al pasado, para lo que recurre a unas formas estéticas poseedoras de un poderoso capital simbólico acumulado a lo largo de la historia. Una de las más persistentes características del monumento es la profusión en ellos de figuras femeninas. La crítica feminista permite revelar en ella la visión androcéntrica e ideológicamente interesada en que se sustentan. El modelo de mujer predominante en la estatuaria pública construye una imagen fija, pretendidamente universal, inalterable y a-histórica de las mujeres, unos discriminatorios estereotipos de género que los propios monumentos contribuyen a reforzar.

Citado por

Detalles del artículo