Contenido principal del artículo

  • Marion Reder Gadow
Marion Reder Gadow
Núm. 12 (1989): Baetica, Histórico
DOI: https://doi.org/10.24310/BAETICA.1989.v0i12.739
Derechos de autor Cómo citar

Resumen

En este artículo pretendo destacar el interés entre ciertos prohombres de la corte
del emperador Carlos I por fundar universidades en sus ciudades de origen.
Uno de estos próceres fue el regidor malacitano Juan de Berlanga que en su
testamento, otorgado el 26 de noviembre de 1561, funda un mayorazgo vinculando
parte de sus bienes y dejando estipulado que en el caso de extinguirse la
línea masculina se dediquen sus fondos a la creación de un colegio-universidad
en su ciudad natal.
En su testamento dedica numerosas cláusulas a la organización de la futura
institución universitaria. La configuración de las cátedras, su dotación y provisión
se encuentran especificadas hasta el más mínimo detalle. Así mismo las
condiciones para la admisión de los colegiales, la duración y el aprovechamiento
de sus estudios quedan perfectamente reflejados en el contexto testamentario.

Detalles del artículo