Contenido principal del artículo

  • Mª Begoña Villar García
Mª Begoña Villar García
Vol. 2 Núm. 19 (1997): Baetica, Histórico
DOI: https://doi.org/10.24310/BAETICA.1997.v2i19.575
Derechos de autor Cómo citar

Resumen

Málaga debe su existencia al comercio, por ello la instalación de comerciantes extranjeros en la ciudad es un fenómeno muy antiguo de difícil datación y cuantificación. Pero, tras la crisis bélica de comienzos del XVIII, los comerciantes extranjeros recuperaron sus privilegios, aumentaron su número y consolidaron su
posición económica predominante. Los padrones municipales de 1776 permiten medir ese fenómeno y confirmar que, por aquellos años, se estaba llegando al punto culminante de lo que podemos considerar una instalación secular.

Detalles del artículo