Contenido principal del artículo

  • Pilar Pezzi Cristóbal
Pilar Pezzi Cristóbal
Núm. 23 (2001): Baetica, Histórico
DOI: https://doi.org/10.24310/BAETICA.2001.v0i23.446
Derechos de autor Cómo citar

Resumen

La Edad Moderna marcó el inicio de la preocupación hacia el entorno forestal de la Península. El siglo XVIII fue una época de avances en la que junto a un nuevo concepto de hombre y naturaleza, pervivían las prácticas tradicionales de aprovechamiento kerático que mermaban progresivamente las superficies arboladas disponibles. Una circunstancia que pretendió solucionarse con una legislación novedosa emanada de la Corona que presentaba una doble finalidad: proteger las superficies de bosques y delimitar aquellas zonas especíticas en las que la madera era considerada bien estratégico para su posterior uso en construcción naval.

Detalles del artículo