Contenido principal del artículo

  • Varinia Bautista Ochoa
  • Diana Farzaneh Peña
  • Lucía González Lozano
  • Gabriel Herrera Polo
  • Inmaculada Marín Muñoz
  • Inés Martín Moreno
  • Sandra Martín Trujillo
  • María Sánchez Burgos
  • Antonio Téllez Muñoz
Varinia Bautista Ochoa
México
Diana Farzaneh Peña
España
Lucía González Lozano
España
Gabriel Herrera Polo
España
Inmaculada Marín Muñoz
España
Inés Martín Moreno
España
Sandra Martín Trujillo
España
María Sánchez Burgos
España
Antonio Téllez Muñoz
España
Vol. 3 Núm. 1 (2020): , Artículos
DOI: https://doi.org/10.24310/IJNE3.1.2020.9518
Derechos de autor

Resumen

El presente artículo muestra un antes y un después en el grupo de estudiantes que formamos parte del Módulo de Escuela Inclusiva: Teoría y Práctica. Cada una de nosotras y cada uno de nosotros, iniciamos esta nueva etapa de aprendizaje con una mochila llena de conocimientos y experiencias personales sobre el significado de escuela inclusiva/pública, fruto de nuestra realidad en el ámbito personal, académico y laboral. Sin embargo, gracias a nuestro conversar y a nuestro análisis teórico, pusimos en común una serie de ideas, pensamientos y opiniones que constituyeron un punto de inflexión en nuestra formación docente.


A lo largo de este escrito, se reflejan dos tipos de escuelas: la que todas y todos hemos vivido como alumnado y como profesorado, y la que queremos; una escuela que se basa en el modelo educativo tradicional y de integración, y otra guiada por una serie de principios que, desde nuestro punto de vista, son los que mejor abogan por la educación pública e inclusiva por la que luchamos. Lo cierto es que nuestro pasado ha estado influenciado por un paradigma que considera al alumnado como problemas, pero en nuestro futuro intentaremos dirigir la mirada hacia los contextos y los sistemas, que son la principal vía que nos lleva a la exclusión en todos los ámbitos: educativo, social y profesional.

Detalles del artículo