Contenido principal del artículo

Salvador Peña Martín
Universidad de Málaga
España
Núm. 2 (1998), Dosier, Páginas 121-142
DOI: https://doi.org/10.24310/TRANS.1998.v0i2.2378
Derechos de autor Cómo citar

Resumen

La concesión, en 1998,  del Premio Nóbel de Literatura a Naguib Mahfuz ha desencadenado un proceso de recepción sin precedentes para la literatura árabe contemporánea y el castellano. El número de obras traducidas, que muchas hayan sido publicadas por editoriales poderosas o de prestigio, su repercusión en la prensa diaria o el hecho de que dos novelas hayan dado lugar a sendas adaptaciones cinematográficas (muy reconocidas) en México; todo eso parece estar en disonancia con el bajo nivel de calidad de muchas de las traducciones realizadas y con el trato crítico especializado de que ha sido objeto la obra de Mahfuz (incomprensión, menosprecio, instrumentalización para otros fines).Después de inducir una norma de traducción (con vigencia para los consumidores de literatura traducida) y ensayar un procedimiento de clasificación de desajustes en la traducción, proponemos para explicar la disonancia antedicha la hipótesis de que Mahfuz es un tratadista del agotamiento de la modernidad.

 

Citado por

Detalles del artículo