Contenido principal del artículo

Juan Pablo Aranda Vargas
UPAEP
México
https://orcid.org/0000-0003-2691-2588
Núm. 16 (2016), Artículos
DOI: https://doi.org/10.24310/Metyper.2016.v0i16.2697
Derechos de autor Cómo citar

Resumen




La pregunta sobre la distinción entre el reino animal y la especie humana es tan antigua como la razón misma. Dos extremos pueden ser identificados: la idea del ser humano como dictador de la naturaleza, que gobierna la vida y la muerte de las especies según su utilidad al proyecto humano; y la conceptualización del ser humano como administrador de la naturaleza, como responsable de su desarrollo armónico. El Concilio Vaticano II marcó un viraje hacia la segunda alternativa. En este contexto, la tauromaquia —como ejemplo paradigmático— puede ser cuestionada desde el catolicismo posconciliar y, más específicamente, desde la ecología integral de Francisco. 




Citado por

Detalles del artículo