Contenido principal del artículo

Luis Puelles Romero
Universidad de Málaga
Núm. 39 (2018), Artículos, Páginas 195-203
DOI: https://doi.org/10.24310/BoLArte.2018.v0i39.4123
Derechos de autor Cómo citar

Resumen

 

Desde ciertos presupuestos exploratorios del “arte moderno” como destino de emergencia de la imagen-fantasma (a partir de la lectura del Sofista por Deleuze), se ensaya en estas páginas la posibilidad de que la soberanía de la imagen moderna no radique predominantemente en sus valores formales y de pureza, sino en su potencia de resistencia al entendimiento. Kant, Baudelaire y Lautréamont, en lo relativo a la definición de la imagen irreductible a percepción “realista”, o Ingres, el último Goya y un Manet más enigmático que meramente plasticista, nos orientan hacia aspectos (la querella de las imágenes contra los signos, las nociones de figura y extrañamiento) y autores (Redon, Picabia, entre otros) menos atendidos por la historiografía de las conquistas formales y “autonomistas”.

Detalles del artículo